Entradas

Mostrando entradas de enero, 2016

Individualidad y pacto

Imagen
“El individuo ha luchado siempre para no ser absorbido por la tribu. Si lo intentas, a menudo estarás solo, y a veces asustado. Pero ningún precio es demasiado alto por el privilegio de ser uno mismo” (Friedrich Nietzsche)

En 1860, una de las primeras defensoras de los derechos de las mujeres, Elizabeth Cady Staton, afirmó en un discurso en la American Anti-Slavery Society que “hay una clase de matrimonio que aún no se ha intentado, la del contrato entre partes iguales que lleve a una vida de igualdad, con iguales restricciones y privilegios para ambas partes”. Con estas palabras, ya en esa temprana época, esta autora dejaba en evidencia un gran problema en las relaciones matrimoniales, los contratos o matrimonios pactados, habitualmente se hacían en función del varón y no de la mujer.

De hecho, muchas autoras sostenían que el matrimonio, tal como estaba concebido, era una institución en la que sólo una parte, el marido, ejercía un poder similar al de esclavista sobre su esposa. Es evi…

La falsa idea del matrimonio como contrato

Imagen
“El matrimonio es un contrato de afectividad que no garantiza nunca su cumplimiento, pues el cariño se revisa cada mañana” (Pilar Barrero)

Un contrato es un documento donde dos partes hacen un acuerdo, especialmente comercial, y establecen los términos del mismo señalando en el documento las consecuencias del rompimiento del contrato. La rúbrica, generalmente ante un veedor calificado, usualmente un notario o escribano, le da validez legal al documento.

Los buenos contratos establecen derechos y deberes, a menudo, de una manera equitativa entre ambas partes. Los malos contratos, dejan vacíos o ambigüedades que en alguna medida afectan a una parte, y los contratos pésimos, son aquellos que incluyen una “letra chica” que generalmente nadie lee, que en muchos sentidos, invalida puntos del contrato, a favor, de quien promueve la firma del mismo. Los bancos, casas comerciales y empresas son especialistas en hacer contratos, y en muchas ocasiones, estableciendo con palabras rebuscadas y ambi…

La falsa idea del matrimonio sacramental

Imagen
“El valor de una idea no tiene nada que ver con la sinceridad del hombre que la expresa” (Oscar Wilde)

La repetición de una idea no la hace verdadera, sin embargo, muchos sienten que mientras más repetido es un concepto eso lo hace correcto, lo que en esencia es falso. No importan cuantas veces digan que el matrimonio es un sacramento, sigue siendo una idea falsa causante de mucha infelicidad y distorción de la vida de parejas. Por muy sincera que sea una persona que expresa una idea, tal como dice Oscar Wilde, eso no le da valor a la idea en si, es simplemente una persona sincera expresando algo que le llama la atención.

La iglesia popular desde la Edad Media poco a poco generó un mito teológico, la idea del estado sacramental del matrimonio. Es decir, el matrimonio como dador de santidad y mérito. En palabras de dos teólogos católicos “con la palabra ‘sacramento’ indica los signos instituidos por Cristo y administrados por la Iglesia que expresan y confieren la gracia divina a la per…

El matrimonio es un pacto

Imagen
“Un matrimonio feliz, es una larga conversación que siempre parece demasiado corta” (André Maurois)

Cuando afirmamos que el matrimonio es un pacto, unimos en una sola frase dos expresiones que necesitan ser analizadas con cuidado para evitar malos entendidos, por una parte el concepto de origen latino “matrimonio” y por otro lado “pacto”.

La expresión “matrimonio” proviene del latin “matrimonium”, una palabra compuesta por “matris” (madre) y “munium” (gravamen o cuidado). Eso implicaría que tal como lo entendían los romanos, el matrimonio es asunto de mujer, tal como los bienes son asunto de varones (de allí la expresión patrimonio, de pater, asunto de padres). Hay en el origen del vocablo un cierto matiz descalificativo hacia la mujer, que debería ser la única interesada en el matrimonio, en cierto modo, porque necesita legitimidad para tener hijos.

Desde esta perspectiva, a menudo el matrimonio estuvo cargado con una doble significación. Por una parte, la madre dedicándose a los hijos …